La AMAP y Agua es Vida buscarán el compromiso de los candidatos catalanes a las elecciones generales para erradicar las trabas legales que dificultan las remunicipalizaciones

La iniciativa busca el compromiso con nueve medidas incluidas en un documento titulado «Soberanía municipal y agua pública»

El debate sobre la remunicipalización es muy vivo en Cataluña. Más de 80 ayuntamientos han terminado hace poco o acabarán en breve sus largas concesiones y la mayoría empiezan a plantearse cuál es la mejor alternativa de gestión para su pueblo. Pero este debate está permanentemente influido por condicionantes externos. Sobre todo por uno: las trabas legales impuestas, básicamente, por la legislación europea y española y que favorecen y facilitan los procesos de privatización.

El objetivo de las medidas propuestas es disminuir las barreras legales con las que se encuentran los ayuntamientos cuando se plantean, soberanamente, la remunicipalización de la gestión pública del agua (o de cualquier otro servicio). A pesar de ser de su competencia, las administraciones locales ven como optar por la gestión privada les es, de entrada, más sencillo. Y es así sobre todo debido a las dificultades de tipo legal que plantean leyes como la LRSAL (Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local), la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera o las Leyes de presupuestos que, por ejemplo, han ido poniendo trabas sucesivas a la subrogación de los trabajadores por parte de las nuevas empresas públicas, entre otros.

Algunas de las medidas propuestas son, por ejemplo, (aparte de reformar las leyes anteriormente mencionadas) favorecer reformas legislativas que reconozcan el acceso a los servicios básicos de agua potable, facilitar la gestión del ciclo integral del agua por parte de los municipios , modificar legalmente el canon concesional a pagar para garantizar su su objetivo finalista o modificar la normativa de contratación pública para reducir los límites de la duración de los contratos de concesión, entre otros. Optamos para garantizar la gestión pública del agua pero, sobre todo, trabajamos para hacer real la posibilidad de que cualquier ayuntamiento pueda elegir su modelo de gestión de manera soberana.

Así pues, las dos entidades ya han solicitado encontrarse con todas las candidaturas para exponerles las medidas contenidas en el documento y solicitarles su compromiso firmado con las mismas. Los encuentros se irán produciendo durante los próximos días, antes de finalizar la campaña electoral.

  • Notícia en el TN Vespre (16 de abril de 2019): mírala  aquí
  • Notícia en La Vanguardia: léela aquí
Comparte: